Cursos
Mis Columnas en Clarin.com
¿Quién soy?
Ayer
Hoy
 
Inicio
¿Qué hago?
¿Para quién?
Contactate
Encontrame en Facebook
¿Qué hago?

Comunicar mejor: una habilidad que se adquiere con entrenamiento.

En tiempos de Internet, el cara a cara es un desafío

Hoy, a la par de nuestra actividad específica, necesitamos recursos para divulgar, transmitir, argumentar, persuadir, vender, escuchar con atención… tan importantes como realizar un buen trabajo.


ESTE SERVICIO BRINDA HERRAMIENTAS PARA:
  • Darse cuenta de que los gestos y las conductas expresan más que las palabras
  • Ejercitar el respeto
  • Ser breves y claros
  • Aprender que el modo y el tono influyen decisivamente sobre el mensaje
  • Argumentar en vez de descalificar
  • Saber que las palabras no son impunes
  • Reconocer que la violencia in-co-mu-ni-ca
Humanizando nuestra capacidad de interactuar, optimizamos el trato con los demás, y esta acción tiene efecto multiplicador

Dirigido a:
Docentes, estudiantes, empleados, ejecutivos, vendedores, empresarios, profesionales de la salud, del derecho, de los ámbitos políticos o deportivos.
Y a cualquier persona interesada en estos temas.

Modalidad:

Grupos previamente conformados:
En empresas, instituciones, centros comunales.

Individual:
Entrenamiento personalizado.

Mi experiencia / Clientes:

Organicé talleres y cursos en: Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (sede Capital y sede Mar del Plata), Centro Cultural Kónex, Colegio de Escribanos, Artilaria (cultura & comunicación). Caep (Centro Argentino de Educación Superior y Permanente), Ediciones Paulinas.

Capacité a empleados y personal jerárquico de las siguientes firmas: Microsystem, Tutelar, Williams Entregas, Colmenares del Prat, Pionner, Subterráneos de Buenos Aires.

Y, también, a personas que se desempeñan en diversas actividades: abogados, ingenieros, analistas de sistemas, contadores, profesores de educación física, mediadores, funcionarios, recepcionistas, publicitarios.

Propuesta de trabajo:

Hacer foco en las tres claves de la comunicación:

  • Lenguaje no verbal
  • Modo y tono
  • Lenguaje oral.
Programa: (algunos temas)

¿Cómo digo lo que digo?
  • ¿Con prepotencia?
  • ¿Con dureza?
  • ¿Con impaciencia?
¿Qué  tonos empleo?
  • ¿Autoritario?
  • ¿Quejoso?
  • ¿Moderado?
¿Y a la hora de hablar?
  • ¿Soy breve?
  • ¿Me disperso?
  • ¿Descalifico?

¿Cómo interpreto el respeto?

  • ¿Soy impuntual?
  • ¿Hablo de más?
  • ¿Inspiro confianza?
¿Registro las señales de mi interlocutor?
  • ¿Me doy cuenta si tiene apuro?
  • ¿Si lo abrumo?
  • ¿Si está cansado?
Objetivos de este trabajo

El buen trato genera un clima distendido y la comunicación se beneficia

El jefe de una sección, cuya empresa sobrevivió a la crisis de 2002, me comentó: "La hostilidad no es buen negocio. Yo no puedo evitar que me recorten personal, no decido. En cambio, tengo poder de decisión sobre mi grupo de gente y aprendí que si, de veras, me consideraba con autoridad, no tenía necesidad de humillar, gritar ni amenazar. Yo soy responsable del clima que genero."

  • Gestos y conductas comunican más que las palabras.

  • Impaciencia y apuro impiden escuchar (y pensar).

  • El modo y el tono ejercen una influencia poderosa sobre el mensaje.

  • No suena igual pedir que exigir.

  • El tono de voz es nuestra música: anticipa, conmueve, irrita, seduce, atemoriza. (Apenas la mamá abre la boca, sus chicos perciben cuando se avecina el reto)

  • ¿Le otorgo valor a la palabra?

  • Hablar es mucho más que un medio de expresión. El lenguaje oral constituye nuestra identidad.

  • A mayor vocabulario, mejores argumentos.

  • La palabra no es impune. Hay palabras que violentan y palabras que reparan.

  • La palabra está tan devaluada, que se justifica su decadencia acuñando la frase: A las palabras se las lleva el viento.

  • El doble discurso provoca inseguridad y desconfianza.
Una enfermera, con sólida experiencia y vocación de servicio, se lamentaba de que el personal a su cargo no le hacía caso."¡Yo hablo, hablo y hablo, y no me entienden! En cambio, otras colegas mías con la misma responsabilidad se hacen respetar de prepo, a puro maltrato."

Acá tenemos un típico ejemplo de "modo", de comportamiento que se confunde con mensaje poco claro. No es que la enfermera habla y habla y no la entienden. Ocurre, a menudo, que el trato comprensivo, amable, educado, para pedir o reclamar, puede interpretarse como debilidad, falta de carácter.

Por prácticas erróneas, se asocia carácter con mal carácter, y autoridad con autoritarismo.

CONDUCTAS QUE BENEFICIAN LA COMUNICACION
Respeto. Compromiso. Responsabilidad.Persuasión. Credibilidad. Prudencia. Mensajes breves y claros.

CONDUCTAS QUE PERJUDICAN LA COMUNICACION
Encasillar. Criticar. Descalificar.Intolerancia. Mal modo. Dispersión. Impuntualidad. Desconfianza.

Darse cuenta

Una conducta que beneficia a la comunicación, es el sentido de oportunidad. La capacidad de observar, la agudeza de percibir, de registrar. Antes de lanzarse a comentar una película, un programa de televisión, o cualquier tema que inspire entusiasmo, conviene advertir si el momento es adecuado. Si la otra persona está disponible, si le interesa, si tiene ganas de escuchar.


Herramienta útil

Años atrás capacité a un vendedor de cereales , quien se desempeñaba entre el campo y la ciudad. Con tono afable y sin vueltas, me confió:"Amo mi trabajo, ya es una tradición familiar. Hace varias generaciones que nos ocupamos de este ramo. Sin embargo, ahora me doy cuenta de que necesito herramientas para comunicarme mejor. Nunca me ocupé del tema -enfatizó-, porque no hacía falta. La cartera de clientes era inamovible. En cambio, con la competencia feroz, ya nadie tiene la vaca atada."


Soy una pyme

En estos tiempos de cambios continuos, donde el empleo estable cada vez ofrece menos garantías, los trabajadores sin relación de dependencia deben desarrollar la suficiente flexibilidad, como para transformarse en su popia "pyme" (pequeña y mediana empresa). Más allá de la tarea que desempeña cada uno, mantener conversaciones fluidas, jerarquizar el modo, el tono y la palabra, favorecen por igual a un contador y a una repostera.

Dionisia Fontan | ComoDigoLoQueDigo 2005-2017 - Todos los derechos reservados - dionfontan@hotmail.com


Diseño y Desarrollo: Immagen